dimecres, 20 de maig de 2015

Fotos curs 2014-15

Vos recorde que en la part lateral del blog teniu un enllaç a Picasa amb el que podreu accedir a les fotos que hem realitzat al llarg del curs amb les diverses activitats realitzades. Si voleu també podreu accedir des d'aquest enllaç:


Què guapos i guapes! Ens ho hem passat bé!


dijous, 23 d’abril de 2015

Vídeo per al "Dia del Llibre"

Un preciòs video per fomentar la lectura i amb ella la creativitat, la il·lusió, les emocions... Que el gaudiu molt!




dimarts, 21 d’abril de 2015

Doodle

Hui Google publica un Doodle (imatge animada en la seua capçalera) del monstre del llac Ness en commemoració del seu  81é aniversari de la recerca d'aquesta criatura: Nessie.

Enllaç per vore el DOODLE DE NESSIE

Enllaç a la notícia de El Periódico


dijous, 16 d’abril de 2015

Animació dibuixant

Ací enllace una web que ens servaix per a dibuixar i... sorpresa! el nostre dibuix pren vida! Voleu fer una animació? Endavant i bon dibuix!


Via Dolors Todolí i whatsnew

També en el nostre blog de Plàstica


divendres, 13 de març de 2015

Palabras azules 3.000.000!

El Blog Colaborativo Palabras azules está de celebración por haber recibido tres millones de visitas!!
Enhorabuena a todo el equipo... del que también formamos parte!
Podéis ver cómo lo celebramos en el propio blog:


FELICIDADES!


dijous, 5 de març de 2015

Poema Colaborativo

En la página de este bloc encontraréis el nuevo trabajo ya terminado realizado en nuestras aulas de tercero y publicado en el Proyecto Colaborativo de Palabras Azules. Visitadlo!!



También lo encontraréis en la publicación realizada en el propio blog de Palabras Azules, aunque está un poco cambiada.




dissabte, 21 de febrer de 2015

dimecres, 18 de febrer de 2015

Canción "Tu Yo azul"

El grupo de PALABRAS AZULES nos presenta una canción con un título azul y que habla de cosas interesantes. ¿La escuchamos?
Desde FB: Palabras Azules, Mar Serón




divendres, 13 de febrer de 2015

Cuento por San Valentín

Os presento un cuento diferente para valorar y conocer mejor qué es el amor...

Posted: 12 Feb 2015 03:44 AM PST
Valor Educativo&#09Amor verdadero
Idea y enseñanza principal&#09 El verdadero amor que nos hace felices consiste en buscar por la felicidad de la persona amada antes que la propia
Ambientación &#09 Un cuento de hadas
Personajes &#09 Un príncipe, una princesa y un escritor

Cuento &#09
Érase una vez el final de un cuento de hadas. Todo había acabado felizmente, y el príncipe y la princesa habían llegado a casarse tras muchas aventuras. Y vivieron felices y comieron perdices.
Pero, al día siguiente, el príncipe tenía un fuerte dolor de cabeza y no le apetecía comer perdiz. Salió a pasear por los jardines mientras la princesa devoraba una perdiz tras otra. Tantas comió, que al llegar la noche sufría una gran indigestión.
Esa noche, el príncipe protestaba, pues no se sentía feliz.
- Vaya birria de cuento. No me siento para nada feliz.
- Si no eres feliz, es porque no has comido perdiz.
Y al día siguiente ambos solo comieron perdices, pero el mal humor del príncipe no desapareció, y la indigestión de la princesa empeoró.
- Vaya birria de cuento- dijo también la princesa.
El tercer día era evidente que ninguno de los dos era feliz.
- ¿Cómo puede irnos tan mal? ¿Acaso no fue todo perfecto durante el cuento?
- Es verdad. Lo tenemos todo, ¡y hasta nos hemos casado! ¿Qué más necesitamos para ser felices?
Ninguno de los dos tenía ni idea, pues se habían preparado para vivir una vida de cuento. Pero, al terminar el cuento, no sabían por dónde seguir. Decididos a reclamar una felicidad a la que tenían derecho, fueron a quejarse al escritor del cuento.
- Queremos otro final.
- Este es el mejor que tengo. No me sé ninguno mejor.
Y, tras muchas discusiones, lo único que consiguieron fue que eliminara lo de comer perdices. Seguían sin ser felices, claro, pero al menos la princesa ya no tenía indigestión.
La infeliz pareja no se resignó, y decidió visitar a las más famosas parejas de cuento. Pero ni Cenicienta, ni la Bella Durmiente, ni siquiera Blancanieves, hacían otra cosa que dejar pasar tristemente los días en sus palacios. Ni una sola de aquellas legendarias parejas había sabido cómo continuar el cuento después del día de la boda.
- Nosotros probamos a bailar, bailar, y bailar durante días- contó Cenicienta- pero solo conseguimos un dolor de huesos que no se quita con nada.
- Mi príncipe me despertaba cada mañana con un ardiente beso que duraba horas- recordaba la Bella Durmiente- pero aquello llegó a ser tan aburrido que ahora paso días enteros sin dormir para que nadie venga a despertarme.
- Yo me atraganté con la manzana cien veces, y mi príncipe me salvó otras tantas, y luego nos quedábamos mirándonos profundamente- dijo Blancanieves- Ahora tengo alergia a las manzanas y miro a mi esposo para buscarle nuevos granos y verrugas.
Decepcionados, los recién casados fueron a visitar al resto de personajes de su cuento. Pero ni el gran hechicero, ni el furioso dragón, ni sus valientes caballeros quisieron hacer nada.
- Ya cumplimos con todas nuestras obligaciones, y ni siquiera tuvimos un final feliz ¿Y encima queréis que nos hagamos responsables de vuestra felicidad ahora que ha terminado el cuento? ¡Venga ya!
La joven pareja recurrió finalmente a sus leales súbditos. Tampoco funcionó porque, a pesar de que obedecieron todas y cada una de sus órdenes, los príncipes siempre habían tenido todo tipo de lujos, y seguían insatisfechos.
- Nada, tendré que encargarme de mi felicidad yo misma - decidió la princesa precisamente el día que el príncipe pensó lo mismo.
Y cada uno se fue por su lado a intentar ser feliz haciendo aquello que siempre le había gustado. Pero por emocionantes y especiales que fueran todas aquellas cosas, no era lo mismo hacerlas sin tener a su lado a su amor de cuento. Tras aceptar su fracaso por separado, volvieron a encontrarse en el palacio llenos de pena y desesperanza.
- Lo hemos intentado todo- dijo el príncipe, cabizbajo-. Ya no queda nadie más a quien pedirle que nos haga felices. Estamos atrapados en un penoso final de cuento.
- Bueno, querido, aún nos queda una cosa por probar- susurró la princesa-. Hay alguien que aún no se ha encargado de tu final feliz.
- ¿Sí? ¿Quién? ¿La bruja? ¿El león? ¿El armario? ¿Voldemort?
- Cariño, no te vayas del cuento. Me refiero a mí. Aún no me he encargado de hacerte feliz. Ni tú tampoco de mí.
Era verdad. Y no perdían nada por intentarlo.
Aunque hacer feliz al príncipe tenía lo suyo. Solía levantarse de mal humor, trabajaba algo menos que poco y era un tipo más bien guarrete. Y tampoco la princesa era perfecta, pues lo menos que se podía decir de ella es que era caprichosa y mandona, bastante cotilla y un poco pesada. Pero, a pesar de todo, se querían, y descubrieron que, al esforzarse por el otro, olvidándose de sí mismos, no necesitaban más que ver asomar la felicidad en el rostro de la persona amada para sentirse plenamente dichosos. Nunca antes habían repartido felicidad, y hacerlo con su único amor los llenaba de tanta alegría que era difícil saber quién de los dos era más feliz.
Pronto se sintieron tan dichosos repartiéndose felicidad que, a pesar del esfuerzo que les suponía, no pudieron parar en ellos mismos, y comenzaron también a preocuparse de la felicidad de sus súbditos y los demás personajes de su cuento. Hasta las legendarias princesas que no habían sabido vivir felices en su final de cuento pudieron recibir su consejo y su ayuda.
Así, habiendo descubierto el secreto de los finales felices, hicieron por fin una última visita para llevar a su amigo el escritor un regalo muy especial: un nuevo final de cuento. Y el escritor lo tomó y lo agregó a la última página, donde desde entonces puede leerse “…y, renunciando a su felicidad por la del otro, pudieron amarse y ser felices para siempre”.


Autor.. Pedro Pablo Sacristan******
¿Echas de menos los verdaderos valores? ¿Harás lo que sea por mostrárselos a tus niños? En el Club de Amigos de los Valores buscamos personas con principios sólidos y amor por la lectura. Si tú quieres ser parte de esta creciente minoría, únete ahora y podrás descargar todos nuestros cuentos ilustrados y audiocuentos para llevarlos contigo y educar a tu ritmo. Solo tienes que visitar http://cuentosparadormir.com/descargar-cuentos y ponerte del lado de los valores.